Autor Tema: ¿Cuándo tengo que cambiar mi casco de bicicleta?  (Leído 268 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado luuuciano

  • Chueco Gili Powers
  • *******
  • Mensajes: 10.890
  • -¿Qué quieres hoy? -Un Baobab, plantemos un Baobab
    • http://cbasites.net/
  • Votados:
  • Me Gusta Dados: 3563
¿Cuándo tengo que cambiar mi casco de bicicleta?
« : 10 de marzo, 2017, 16:41 pm »
5384-0

Debido a la naturaleza de algunos de los materiales utilizados en la fabricación, un casco tiene una vida útil limitada que depende, en gran medida, de algunos factores que te explicamos a continuación.

Más allá del debate sobre la utilización obligatoria del casco al pedalear por vías interurbanas, hay que incidir en la necesidad de tener la certeza de su buen estado ya que se trata de uno de los elementos principales implicados en la seguridad pasiva del ciclista.

Además de sus facultades estéticas, que para algunos parece ser el capítulo más importante a considerar, debemos tener conciencia de que un casco especializado para la práctica del ciclismo utiliza materiales ultra ligeros. Entre las limitaciones de estos materiales nos encontramos con que tienen una longevidad limitada.


¿Cuántos años dura un casco?
No se pueden establecer parámetros fijos sobre la vida útil de un casco. En motociclismo, por ejemplo, a los cascos elaborados a base de policarbonato de vinilo, con relleno EPS, les asignan una vida útil máxima de 6 años, pero dependiendo del uso y mantenimiento que hayamos llevado a cabo esta cifra puede ser menor.

En el caso de los cascos de bicicleta no hay establecido un calendario de obsolescencia. Pero, a la vista de la naturaleza de los materiales empleados en su fabricación, podríamos estar en lo cierto si considerásemos que en un plazo de unos cinco años sería necesario dar por finalizada la vida útil de un casco de bici contemporáneo. Estos 60 meses de vida serían el plazo máximo para reemplazar un casco de ciclismo que haya sido mantenido de forma impecable y no haya recibido impacto alguno. Pero, si estudiamos las peculiaridades de cada una de las partes del casco, podemos valorar si fuera necesario reemplazarlo en un menor lapso de tiempo.


¿Qué materiales se emplean en la fabricación de un casco?

  • -Armadura interior: en los modelos de más alta gama se emplea una estructura sobre la que se proyecta el relleno, de manera que mejore la distribución de cargas en caso de impacto. En algunos modelos se utiliza armadura de aramida o kevlar. El modelo de casco de bicicleta Whisper de Catlike, por ejemplo, incluye una malla interior lateral de poliamida. Otros modelos, incluso, han aplicado tecnologías más recientes, como es el caso del casco Mixino, el primer casco con grafeno en una malla interna de polímeros sintéticos enriquecida con nanopartículas de este increíble material.



  •  
    • -Estructura de relleno y elemento amortiguador: se emplea, de manera mayoritaria, poliestireno expandido (EPS) y, en algunos casos, PPE (éter de polifenilo). Es la parte más relevante de un casco si nos remitimos al capítulo de la seguridad, y también la más vulnerable frente a impactos y a presencia de sustancias químicas (disolventes, limpiadores…). La calidad de todos estos materiales es totalmente determinante en la durabilidad del casco.
    • -Correaje: suele estar elaborado con Nylon (nailon: polímero de poliamidas) y tiene la importante responsabilidad de asegurar una fijación sólida del casco a la cabeza del ciclista, aportando el mayor grado de comodidad posible.
    • -Elementos de ajuste: además del sistema de cierre del correaje, que suele estar confiado a una hebilla dotada de regulación milimétrica, todos los cascos modernos emplean un sistema de fijación occipital. Todos estos elementos sueles estar fabricados con plásticos sintéticos (POP-ABS).
    • -Elementos de confort: lo mismo en la base del casco, como en las correas o en los apoyos posteriores, un casco suele estar dotado de almohadillas, elaboradas a base de espuma elástica con recubrimiento textil.

    ¿Por qué puede acelerarse la degradación de un casco?
    Como veremos a continuación, aunque no son excesivos, hay ciertos gestos de uso o mantenimiento que pueden incidir positiva o negativamente en la durabilidad de un casco.

     
    • -Causas ambientales: la radiación solar directa, de manera especial los rayos ultravioleta, acelera la degradación del casco, más aún si llega tras pasar por los cristales de un vehículo, ya que estos ejercen un efecto lupa que acelera el desgaste. Estéticamente afectará a los tonos y colores del casco de bici y lo decolorará muy rápido. Si además esos colores son tonos flúor este efecto lupa multiplica las posibilidades de que tu casco envejezca estéticamente en poco tiempo. Pero recuerda que este perjuicio no será sólo estético, sino que la acción del sol alterará la composición de los materiales y acabará debilitando tu casco.Y no olvides que a mayor altitud, el efecto dañino de la radiación solar también aumenta. Por eso, una vez que hayamos terminado la ruta, guardaremos el casco en un lugar donde no reciba radiación solar directa. También la temperatura excesiva y la condensación de humedad perjudican tanto el PVC de la cubierta, como el poliestireno expandido de la estructura del casco. Estos elementos aceleran la degeneración de cualquier tipo de pegamento utilizado para la fijación de almohadillas, viseras o correajes. Debemos evitar guardar el casco en lugares cercanos a una fuente de calor y, sobre todo, asegurarse de que no se ha almacenado húmedo.



     
    • -Razones químicas: transcurridas algunas jornadas de uso podemos limpiar nuestro casco, de manera que eliminemos manchas de sudor o suciedad y bacterias que puedan producir malos olores. Esta tarea la llevaremos a cabo utilizando agua tibia (siempre por debajo de 25ºC) y un detergente neutro (tipo gel de ducha), ya que la composición de muchos limpiadores y detergentes puede afectar, acelerando su degradación, a los materiales de fabricación de un casco. Por la misma razón deberemos evitar el uso de limpiadores en aerosol ya que, en su mayoría, contienen disolventes o derivados del alcohol altamente perjudiciales para los polímeros sintéticos. Una vez limpio de suciedad e higienizado, lo secaremos en un lugar oscuro y bien ventilado antes de proceder a su almacenaje. Hay muchísimos más consejos sobre cómo limpiar un casco de bicicleta.
    • -Causas físicas: aunque parezca obvio, debemos recordar que el peor enemigo de la durabilidad de un casco son los impactos. La estructura de un casco, por muy ligera que nos parezca, ha sido diseñada para absorber vectores de fuerza puntuales de muy alta intensidad. Estos impactos pueden causar fracturas internas, imperceptibles para la vista pero que pueden haber alterado gravemente la protección que esperamos de este elemento. Tras una caída o golpe, en el que el casco se haya visto implicado de manera directa, hay que cambiarlo sin remisión, aunque nos pueda parecer que el golpe recibido no ha sido demasiado importante: a fin de cuentas ya lo hemos amortizado protegiendo nuestra integridad física (incluso nuestra propia vida). Es mejor no intentar apurar más su longevidad. En este vídeo podéis comprobar la eficacia ante un impacto en el casco de bicicleta. Pero tras el primer golpe, y ante un segundo impacto, su comportamiento puede ser inesperado.



     
    • -Transporte o almacenamiento defectuoso: cuando no estemos utilizando el casco cuidaremos que nunca descanse entre elementos punzantes o cortantes y, mucho menos, que esté sometido a una presión excesiva (dentro de una bolsa de equipaje comprimida con exageración). La mayoría de los cascos de gama media o alta se venden con una bolsa de transporte como accesorio, y debemos utilizarla siempre que podamos para su almacenamiento o transporte.



    ¿Cada cuántos años habría que cambiar el casco?
     
    • -Envejecimiento natural: entre 3 y 5 años, sujeto a las horas de uso más o menos intensivo.
    • -Obsolescencia acelerada: entre 1 y 2 años por uso de disolventes o detergentes dañinos (un disolvente alcohólico podría incluso degradarlo en horas).
    • -Impactos importantes durante la práctica de deporte: reemplazo inmediato.

     Los 5 trucos para conservar en las mejores condiciones tu casco
    • -1. Guárdalo en casa en un lugar oscuro, para evitar la acción de los rayos solares directos.
    • -2. Transpórtalo en una carcasa rígida o funda de tela, evitando que éste se comprima entre el equipaje que lo acompañe.
    • -3. Nunca lo almacenes en casa con las correas o las almohadillas húmedas. Y si quieres sustituirlas, asegúrate de que tu casco permite cambiarlas. Hay modelos en el mercado que ya incluyen sistemas de cambio de correas en cascos de bicicleta.
    • -4. Para secarlo deposítalo varias horas en un lugar sin luz solar directa y bien ventilado.
    • -5. Tras varios usos, cuando detectes que las correas y las almohadillas están contaminadas con el sudor (sal, malos olores, manchas…) puedes lavarlas con agua tibia y un jabón neutro, ayudándote de una esponja para frotar la suciedad. Mientras estás lavándolas puedes sustituirlas, siempre y cuando tu marca fabrique repuestos de tu casco de bici.

    visto en mountainbike.es
¡Hasta la cima siempre!

Conviértete en el cambio que quieres ver en el mundo...
¿necesitas sitio web? ¿newsletters? ¿e-marketing? contactanos te solucionamos todo o casi todo
La televisión es el espejo donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural. Federico Fellini | wbwrbrbbrbrb
No hay problemas, sólo soluciones